Un poco sobre mi, la creadora de Pequeñas Rebeldes

En el 2014 decidí dejar todo lo que conocía y aventurarme en el mundo del emprendedurismo. 

No tenía idea de qué significaba pitch, canva, break even y un montón de otros términos. 

Me hablaban de valuación de mi idea y yo juraba que la gente deliraba. 

En el 2016 fui una de las 238 personas elegidas por el ex Presidente Obama como Joven Líder de las Américas por el trabajo que venía haciendo con Tedybujo. 

Todo lo vivido a partir de ahí se sintió como una película. 

Hoy me saltó el recuerdo de esa foto que me hicieron hace años atrás y me llevó a parar y mirar todo lo logrado desde entonces. 

 

Desde que empecé con Tedybujo los cambios a nivel personal y profesional me han llevado a seguir moviéndome sin mucho pensar. 

 

Fake it until you make it. 

 

Es así, sin saber lo que hacía, seguí adelante. Fui a por mis sueños e instinto. Esos me llevaron a estudiar en Columbia, a conocer a Obama, a ganar los premios más prestigiosos de la industria de juguetes y a lanzar este hermoso emprendimiento que llevo adelante hoy en día Pequeñas Rebeldes.  

 

Una montaña rusa constante de emociones, en donde el NO pasa a ser la palabra más escuchada, en donde endeudarse es moneda corriente, la angustia diaria pero también, la emoción de ver tu idea mejorar la vida de otros hace que todo lo demás no importe. 

Agradecida por este camino loco que es el emprender.